ARTÍCULOS DE INTERÉS
Lic. Germán Diorio > El Psicólogo del Club > Artículos

LIDERAZGO Y CALIDAD HUMANA

Siempre es fácil caer sobre la figura del Entrenador, una función de máxima exposición en el mundo deportivo que, como tal, pone a aquel que la asume en el foco de muchísimas miradas.

El DT, sabemos, es el Líder Número Uno en todo Equipo. Por eso, es el máximo responsable de que el barco llegue a buen puerto, precisamente, porque es el encargado de manejar el timón. De allí a que sea tan importante aprender a reconducir las quejas y lamentos en la dirección correcta.

Mucho se habla de los Jugadores y el Compromiso que estos asumen con sus equipos, y lo cierto es que cuando un jugador no esta Comprometido con el Proyecto, generalmente es porque algo fallo en el momento en que el Entrenador, como Líder de Grupo, debía Comprometerlo.

La falla puede ser sobre algo importante y crucial (valores, filosofía) o por acumulación de cosas no tan decisivas a priori (pautas, métodos), pero en ambos casos, solemos encontrar un eje común en ambos, y son los temidos y muchas veces ignorados "Problemas de Comunicación". Si no podes transmitir correctamente Tu Mensaje, seguramente éste no va a ser comprendido y el peligroso efecto inmediato que viene detrás de eso es que en el Equipo se hablen diferentes lenguas y dialectos, empastando algo tan vital y necesario como el Mensaje que estás queriendo transmitir.

De allí que, en algunos momentos de tu derrotero como Líder o Entrenador sea útil hacerte preguntas como éstas:
¿Tenés claro cómo te estas comunicando? ¿Sabes fehacientemente cómo esta llegando tu mensaje a tus jugadores?

Muchas veces, las actitudes de un mal Líder se confunden demasiado con las de una mala persona. Por eso es tan importante aprender a Liderar.

El nivel de exposición es demasiado alto y las pasiones que juegan en el medio son tantas que todo se puede confundir.

Los códigos comunicacionales cambiaron, y muchos de los viejos postulados y códigos del deporte ya no son, en estos tiempos, lo mismo que eran años atrás, y modernizar tu formación y conocimientos es clave para poder llegarle a tus dirigidos, ya que de ello pueden depender tus posibilidades de éxito.

Volver Al Sitio