ARTÍCULOS DE INTERÉS
Lic. Germán Diorio > El Psicólogo del Club > Artículos

DECILE “SI”

Uno siempre suele defender aquello en lo que cree, y en mi caso, no defender la utilidad del Psicólogo en los planteles profesionales o en los equipos deportivos, sería algo grave.

En charlas o clínicas, los entrenadores suelen preguntar acerca de si es imperioso contar con un Psicólogo en el Cuerpo Técnico, y en algunos casos se trata de una pregunta capciosa, ya que la respuesta es “No”, dado que lo único imprescindible en todo Equipo es el Jugador. No es imprescindible tener un Psicólogo en el grupo de trabajo, y la prueba es que durante muchísimos años los equipos deportivos han sobrevivido sin nosotros. Pero los tiempos cambian, y en la era de las presiones, el desenfoque, los problemas de concentración y la falta de cohesión o química grupal, la necesidad de contar con ayuda en el “factor humano” se cae de maduro, y allí es donde empieza a hacerse necesaria la presencia de los Psicólogos.

Los grandes Líderes suelen rodearse de los mejores especialistas, porque apoyándose en ellos realzan su labor y tienen más chance de alcanzar resultados satisfactorios. Nada más antiguo en el Siglo XXI que la viejísima frase “El mejor Psicólogo del Equipo soy yo” que solían esgrimir algunos DT. El mejor psicólogo del equipo es el psicólogo, y será responsabilidad del Entrenador asumir que, será su responsabilidad, si en algún momento no cuenta con las herramientas necesarias para manejar algún desborde emocional en el seno de su plantel, por citar solo una de las tantas situaciones en las que se puede requerir nuestra intervención.

Cuenta el colega Raúl Barrios, que “Nigeria, tiene psicólogo, Costa Rica también; Argelia llevó al mundial Psicólogo y Psiquiatra, Colombia tiene Psicólogo (el argentino Marcelo Roffe), Brasil cuenta con la colaboración de tres psicólogas (con Regina Brandao a la cabeza). Todas estas selecciones en se metieron en octavos de final. Ahora se entiende un poco más lo de Argelia y Costa Rica, ¿no? ¿Será el factor mental tal vez?”.

Tener una rueda de auxilio más no desvaloriza tu rol de Líder o tus capacidades como Entrenador. Como líder de grupo, en un mundo que cada vez tiene más presiones como el deportivo, nutrir tu Cuerpo Técnico de profesionales te eleva, ya que en definitiva seguís siendo vos quien lidera ese “Equipo que está detrás del Equipo”.

Alejandro Sabella dijo a los periodistas que “La mente es el músculo más importante” y que había leído que “un gramo de neuroma pesa más que un kilo de músculo".

La mente es muy importante, claro… Al jugador y al DT le pedimos claridad para tomar buenas decisiones, tranquilidad y serenidad para transmitirlas, determinación para jugarse por aquello en lo que cree, valores para poder formar parte de grupos humanos y deportivos… Y todo eso, al igual que un sistema táctico o una rutina de preparación física, se trabaja, y si lo hacés con ayuda de un profesional que forme parte de “tu equipo”, mucho mejor.
Si trabajás y te anticipás, la chance de que haya desbordes (cualquier similitud con el mordiscón de Suárez no es pura coincidencia), bajones o fugas de foco, se reduce.

Abrir la cabeza es importante. ¿Por qué no abrirla a los Psicólogos en los Equipos Deportivos? Y lo digo con humildad, desde la tranquilidad que me da el haber tenido la suerte de trabajar con excelentes entrenadores en grandes equipos e instituciones.

Volver Al Sitio