ARTÍCULOS DE INTERÉS
Lic. Germán Diorio > El Psicólogo del Club > Artículos

¿BUENO O EXCEPCIONAL?

Leí la frase en una página amiga y la adopté, porque es lo que siento, y mucho más aún llevado al deporte: “Lo que distingue un buen terapeuta de uno excepcional, es que éste no sólo cura las heridas si no que además ayuda a las personas a desarrollar sus fortalezas.”

Aunque en realidad no se trata de ser bueno o excepcional, sino de trabajar para el cliente / paciente, y ayudarlo a desarrollarse para que las debilidades no ganen la partida.

Siempre digo que “problemas y trabas tenemos todos”, el secreto es reconocerlas y a partir de allí encarar un plan de acción que nos permita superarlas o lidiar con ellas sin que nos afecten en nuestro desenvolvimiento cotidiano, lo que llevado al deporte suele darse a la hora de entrenar o jugar. Dice un viejo refrán que “más vale prevenir que curar”, pero en Psicología la creencia o los patrones están establecidos muchas veces de manera opuesta: acudimos al psicólogo cuando tenemos algo que nos dificulta o impide salir adelante. Lo llamamos cuando la estamos pasando mal, cuando el equipo está en pendiente descendente. Y mi reflexión de siempre es: Si se puede trabajar desde la crisis para salir del pozo, obviamente se puede hacer lo mismo para aprender mecanismos que nos permitan no caer en el pozo. Suena lógico, ¿no?

El tema es luchar contra el preconcepto de “voy cuando estoy mal”, pero también con la comodidad que nos lleva a mantener todo como está mientras las cosas están saliendo más o menos bien. Y aquí otra reflexión para mi importante: Las cosas pueden estar bien, pero hay dos situaciones que marcan la diferencia entre los comunes y los que yo llamo “Fuera de Serie”, y es que, por un lado, estos últimos suelen trabajar para prevenir las curvas o baches que se presentan en el camino; y por el otro, los “Fuera de Serie” no suelen conformarse con rendir bien, quieren lo extraordinario… Y Trabajan para alcanzarlo.

Digo siempre que “La Cabeza Se Trabaja”, y los distintos, esos que llegan a niveles superiores, de una manera u otra lo hacen, ya que no permiten que un tropiezo los saque de la ruta. A veces será con un psicólogo o un coach, otra será apoyándose en gente constructiva de su entorno, pero lo que no hacen es dejarse estar.

Los problemas se afrontan, pero se puede prevenir para evitarlos o trabajar para estar fuerte en el momento que se presenten, para que la sorpresa no nos juegue en contra y nos desestabilice. Tener la Cabeza Clara para tomar decisiones es un valor demasiado preciado, pero no todos saben que tener la Cabeza Clara es más fácil, si se aprende a manejarla para que juegue en el sentido que a uno le conviene.

El deporte tiene miles de mitos y verdades folclóricas que la mayoría de las veces solo sirven para contaminar el proceso de desarrollo. Nos basamos muchas veces en esas situaciones o verdades de otros, y entonces si fallamos el primer tiro o pase, pensamos que vamos a jugar mal, desestimando que trabajamos toda una semana tal vez para llegar bien a ese partido. Una pelota que no entra o llega a destino nos condiciona, y ni hablar si enfocamos hacia los “cabuleros”, que creen fielmente que una prenda o un gesto propio o de otros puede ser decisivo para el resultado final del encuentro. Y como estas, miles de esas verdades sin fundamento real.

Si, como dicen, la verdad está en el terreno de juego, y todos se preparan para dar lo mejor allí, ¿por qué darle tanto valor a cosas o situaciones de este tipo? Muchas veces, le damos ese valor por falta de una preparación real, personal, que lleve a la persona, al deportista, a conocerse para creer en su trabajo y su talento lo suficiente, para que este se imponga a las situaciones fortuitas o mágicas que suelen venir del entorno. ¿O nunca escucharon a aquellos que dicen que “el DT no les dio confianza”? Cuando la confianza, primero, viene de tu interior.

Trabajar la Cabeza… Una frase que encierra muchas de las cosas que pasan en el Consultorio. Trabajar para Prevenir. Trabajar para Potenciarte. No son solo palabras. Si realmente querés dar lo mejor de vos, si querés ser un “Fuera de Serie”… Trabajala.

Volver Al Sitio